Facebook Twitter Google +1     Admin

- MEMORANDO -


http://memorando.blogia.com

Pequeñas cosas que suceden todos los días, o a veces o nunca sucedieron.


Temas

Enlaces


Tracked by Histats.com


2013-18 La sociedad española y 50 sombras de Grey.

 

Saben ustedes que la serie de novelas denominada en general sombras de Grey han tenido un gran éxito a nivel mundial y en España en particular. Una serie de novelas, tres, que hablan de una relación de sumisión de la protagonista. Una relación sumisa respecto a su partenaire que implica que éste es un sádico al que le pone dominar. Las relaciones humanas son muy complejas, pero casi siempre en ellas se produce la reverencia, en mayor o menor grado, hacia el líder que posee el poder. Lo que sucede con la relación sadomasoquista es que la persona sumisa la ejerce con placer; le gusta someterse porque eso supone un catalizador de su sexualidad.

 

Tengo la ligera impresión de que la sociedad española es una sociedad con tendencias profundas sado-maso. Entiendo que a nuestros conciudadanos no les importa sufrir. Su nivel de adoración hacia el amo-político raya casi la patología médica. Este gobierno, y el anterior, se han dedicado sistemáticamente a machacar a todos y cada uno de los españoles que no ostentan el poder. A la llamada clase-media, el motor económico occidental durante 60 años, se le está cercando cada vez más y reduciendo su poder, y no me refiero sólo al adquisitivo. Ya no es clase media, es clase un cuarto y mitad, o menos. Los mas desfavorecidos, a los que se les engañó haciéndoles creer que eran algo más, están cada vez mas sumidos en un punto de no retorno al no tener ningún tipo de salida ni profesional ni social. Y todo esto se está dando con nuestra complicidad, con nuestra inacción y sumisión a los poderosos. Es vergonzoso que nuestra sociedad esté parada, si hacer el mas mínimo gesto, mientras que se le cercenan más y más sus derechos: laborales, económicos, sociales, educativos, sanitarios…

 

Podríamos pensar que somos esclavos acogotados por el poder y con poca o nula capacidad de respuesta. Pero el esclavo, o el siervo, es consciente de su esclavitud y no está contenta con ella. Puede asumirla y resignarse pero en su interior piensa, correctamente, que la situación es mala, que es humillante y que no debería ser así. Sin embargo en la relación sadomasoquista el sometido esta contento y esto es lo que ocurre con nuestra sociedad. Nuestro nivel de sumisión llega a unos niveles inconcebibles. Ya no se duda, no se discrepa. Se asume lo que el amo cuenta aunque sea una mentira tan patética que se nos caiga la cara de vergüenza ajena. ¿Cómo es posible escuchar sin sonrojarse que uno de los amos no sea capaz de pronunciar el nombre de un tesorero porque sencillamente no le da la gana? ¿Cómo es posible que nadie se levante asqueado de una rueda de prensa cuando el mismo amo habla a través de una pantalla? ¿Cómo es posible que le rían las gracias cuando dice “bueno la segunda ya tal”. ¿Cómo puede ser que una que se cree ama, estricta debe ser, balbucee tonterías acerca de pagos en diferido y en simulación sin que le saquen los colores? Pues porque somos unos sumisos. Nos gusta que nos golpeen, que nos humillen, que insulten nuestra inteligencia o que nos insulten directamente. Nos va la marcha. Y a nuestros supuestos amos también porque ellos son duales y se comportan como sádicos pero también como masocas cuando hacen literalmente “lo que no les gusta pero tienen que hacer”, es decir obedecer a los super amos, entre los que se encuentra Angela Merkel y Barak Obama. Bien que ha corrido, bueno mejor digo se ha apresurado no vaya a ser que lo malinterpreten, a obedecer a la “gran esperanza negra” para “secuestrar” a un Presidente electo  como es Evo Morales, negándole el sobrevolar el espacio aéreo español o aterrizar en Canarias el día de ayer, porque se suponía que iba en su avión un supuesto “traidor”. En vez de recriminar al citado tío Tom por espiarnos, obedece con gusto las órdenes y seguramente habrá disfrutado mucho al hacerlo, total se trataba de un rojo y además indígena. Este perfecto melón no habrá pensado que si los bolivianos consideran esto una ofensa nacional a nuestro país le puede ir muy mal allí y nuestras inversiones se irán por el sumidero. Como decía Javier Cuevas en Facebook:

La gente está muy equivocada: el incidente con el avión de Evo Morales no le humilla a él, humilla a Europa y a sus gobiernos, y a través de ellos, a nosotros. Me humilla a mí. De Europa hace tiempo que no espero una mierda, pero como ciudadano español me siento

 

 Desgraciadamente son pocos los que se paran a reflexionar, a rebelarse, a no someterse a las propagandas nauseabundas. Los sumisos se deben a su amo y se someten a lo que les dice sin plantearse si lo que le cuentan es bueno o malo para ellos. Es el amo y se le obedece y punto. Y además lo hacen a gusto pues siguen manteniendo una relación en el momento de votar. Los dos grandes tienen prácticamente el mismo número de votos siempre, sólo ganan unos u otros si los sumisos “de izquierda” votan o no.

 

Está claro que a todo este país se le puede aplicar el refrán “sarna con gusto no pica” que es el epítome del masoquista.

 

Y así estamos y así se lo hemos contado.

 

© Alfonso Merelo 2013

03/07/2013 22:25 Alfonso Merelo Solá #. Sociedad

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris